Rocío Pérez Silva, la cantautora detrás de “Yo decido cuando se menea”

Escrito por Bruno, Lucila
Fecha de publicación: 27/05/2020

En Bs As continúa el aislamiento social y los mensajes que los medios dirigen a las mujeres son muchos, “disfrutá del tiempo libre, lee, cociná, divertite sola o con tus hijxs, relajate, hacé actividad física, etc.” Miles de exigencias y una más. “Hacé todo eso pero que la cuarentena no te engorde”. En ese contexto el vídeo “Yo decido cuando se menea” cuya canción Rocío compuso en 2019 se viralizó. Nos comunicamos con ella para conocer cómo ideó esta  respuesta contundente a la demanda social de la mujer “perfecta” planteada en este caso por el famoso reggaeton. Rocío contó con la colaboración de mujeres de Argentina, Uruguay, Chile, Perú, Colombia, Brasil, México y República Dominicana. El mensaje para la industria musical es claro: “Estamos juntas aunque separadas, somos diversas y queremos decidir por nosotras mismas, sonamos y meneamos cuando y como queremos”

 

  • ¿Cómo  surgió  la idea de componer  “Yo decido cuando se menea”?
    Yo decido cuando se menea surgió una madrugada mientras veía covers de canciones en Instagram. Me crucé varias veces con “Con calma” de Daddy Yankee, que no conocía, pero pude reconocer la música de una canción de hace muchos años – “Informer” del rapero Snow. Cuando quise tocarla en la guitarra, busqué la letra y no pude cantarla. Entonces empecé a responderle. Me grabé y se lo mandé, primero a mis amigas, quienes influyeron para que lo suba a redes, porque, al principio, no iba a hacerlo.

 

  • Este año abriste la convocatoria para hacer el video durante la cuarentena y explotó en redes. ¿Cómo se dio ese proceso?
    Estaba grabando tres canciones en el estudio con mi banda, La Mágica (Laura Martín, Emiliano Lamoglia, Fede Berthet y Marto), con producción de Alejandro Pugliese, y la única que estaba lista para salir al momento que me agarró la cuarentena fue “Yo decido…”. La idea de hacer el video venía de antes, hace bastante. Justo antes de la cuarentena, mi amiga chivilcoyana, Alejandra San Mauro, abogada feminista y parte de Abofem, me presentó a Melisa García, y decidieron apoyar la convocatoria. Fue abierta por redes e intercolectivas, para mujeres y disidencias que quisieran participar. La única premisa era que me mandaran video con lo que para cada une signifique: “Yo decido cuando se menea”. La respuesta, la cantidad de videos, y el contacto con las chicas en general fue muy hermoso desde el principio. La manera en que estábamos todas juntas y organizadas, aún aisladas, me hizo sentir que ya había alcanzado el propósito máximo. Tamara Cereminati fue clave en este proceso: ella es quien editó, con su productora “The Sincro”, y, además de bailar en el video, es la coreógrafa.

 

YouTube video

 

  • Al hacer esta canción te metiste con un género que no es el que transitas habitualmente. ¿Encontraste  que la estructura del reggaeton era necesaria por el mensaje que buscabas transmitir?
    En realidad no pensé en hacer un reggeaton. Como te contaba, no tuve demasiado pensamiento ni hubo tanto proceso: escuché una música que reconocí, agarré la guitarra, busqué la letra, no me gustó, contesté, grabé y subí a redes. El mensaje que transmite todo esto, lo fui entendiendo después, a medida que me llegaron las repercusiones. Recién ahí dimensioné lo que “naturalmente” había hecho. Creo que tiene que ver con toda la deconstrucción de los últimos años. La misoginia y los mensajes violentos están en todos los géneros, porque son manifestaciones de todo un sistema que lo es. Es cierto que el reggaeton tiene un alto porcentaje, sino el mayor, pero la verdad que desconozco la historia o el por qué. Estaría bueno saber si alguien ya hizo ese análisis. 

 

  • ¿Consideras que hay diferencias en el impacto que tiene el machismo  en los diferentes géneros musicales? Es decir que hay algunos donde está más instaurado que otros? ¿Crees que deberíamos cambiar nuestra escucha frente a algunos de ellos?
    Pienso que tiene que ver con el contexto y el momento histórico, e  incluso, cómo estaba el movimiento y qué tanto iba calando en la sociedad. La música acompaña también estos momentos, tanto en lo que lo representa como lo que lo enfrenta. Hay canciones que hoy escuchamos y decimos “che, no… esto no está bien”, pero que años atrás, en ese contexto, no lo pensábamos así. Creo que la escucha debe cambiar, porque hoy tenemos otros conocimientos y herramientas, más conciencia y datos de las consecuencias directa que tienen este tipo de mensajes. Es una gran herramienta humana generar cambios conscientes. Si ya sabemos que hay algo que oprime y violenta a algunes, tenemos que dejar de sostenerlo.

 

  • En relación al baile y la corporalidad ¿como crees que la música puede abrirse camino dentro del patriarcado?
    Creo que el mensaje con respecto a la corporalidad va mucho más allá de la música o la danza en particular. Por un lado, entender que hay variedad de cuerpos, versus la idea del cuerpo hegemónico que en todos los medios nos venden (incluso en videoclips musicales) y que ninguno es “equivocado, erróneo” o “el cuerpo que hay que tener”; y, por el otro, que el cuerpo de una mujer no es objeto, mercancía, ni propiedad de nadie. Erradicar estos conceptos, visibilizar las diversidades, creo que es una forma de tirar al patriarcado.

 

 

YouTube video

 

  • Sabemos que identificarse como feminista conlleva múltiples acciones ¿hubo algún momento en particular en que eso impactó en tu música?
    “Un gran círculo de sal, un símbolo de paz, y ni una menos” escribí en mi canción “Casi muero” hace ya algunos años. Con el correr del tiempo se fue resignificando, pero habla del momento más álgido del “ni una menos”, cuando empezaban a verse bien claros los números de nuestras muertas, asesinadas por violencia de género, entrecruzado por un momento emocional muy doloroso, en el que me sentía sobrepasada por muchos dolores, y así quedó plasmado. Desde ahí puedo inferir que se cuela en mi música. Escribo desde mis experiencias, soy cantautora de canciones, cuento historias, pero no dejan de ser mis experiencias de vida y desde mi perspectiva, con todas las limitaciones y toda la creatividad que eso puede contener. Tienen de feministas lo que yo tengo de feminista. Mis canciones y yo crecemos y nos equivocamos juntas, porque vamos a la par.

 

  • ¿Qué músicas son tus guías en este recorrido? ¿Qué otras cantautoras nos recomendarías? Escucho música muy variada, no suelo escuchar un género o artista en particular, trato de ir descubriendo y escuchar todo lo que me recomiendan. Puedo decir que quiero mucho a Natalia Lafourcade y a Mercedes Sosa, y que recomiendo darle play a Cam Beszkin y Valeria Cini. 

 

Rocío Perez Silva en redes:

https://www.facebook.com/rocio.perezsilva

https://www.instagram.com/rociopsilva/?hl=es-la