Escritos Musicológicos Tempranos

Hiromi Uehara en el Coliseo

Escrito por Saa, Guido Agustín
Fecha de publicación: 18/10/2016

Anthony Jackson y Simon Phillips, bajista y baterista respectivamente, a causa de una enfermedad, no pudieron estar en este concierto, lo cual nos dejó la encantadora posibilidad de oír a Hiromi en estado puro -ella misma dijo “con su mejor amigo”, un piano Yamaha. El show evidenció su calidez, ya que hizo el esfuerzo de aprenderse varias frases en español para comunicarse con su público, comentando cada canción y agradeciéndole constantemente por su presencia.

El concierto permitió reafirmar el rol protagónico de la japonesa dentro de la escena del jazz para piano, que suele ser un lugar muy exclusivo y exigente: titanes como Chick Corea (su mentor), Oscar Peterson, Keith Jarrett, Lyle Mays, Toshiko Akiyoshi, Thelonious Monk y tantos otros forman ese panteón inalcanzable del que la joven artista se siente cada vez más cerca.

La inventiva de Hiromi Uehara es envidiable porque no sólo se revela como una sólida compositora de canciones/standards muy interesantes, sino también demuestra repetidamente sus tremendas dotes como improvisadora.

Standards rockeros

Hiromi, a lo largo de sus obras, emplea una gran diversidad de técnicas pianísticas, recursos temáticos y “yeites” que lleva al extremo en distintos momentos. Ha heredado de Chick Corea una ligera predilección por las disonancias (que Chick utiliza más estructuralmente, por cierto) y los riffs quebrados, sincopados y perpetuos. A la hora de improvisar cromatismos, glissandos, transposiciones modulantes y uso percusivo de las notas graves evidencian sus constantes migraciones estilísticas incluso en el interior de una misma obra. Sus técnicas son múltiples y las enhebra en el camino mismo de cada canción, mezclándolas y superponiéndolas para reescribir en ese proceso la obra originaria.

Las preocupaciones de Uehara no son tanto melódicas o armónicas como rítmicas y texturales. En sus obras ella gusta de crear temas bien claros y concisos, que pueden ser acórdicos (Haze, Time Out, Big Chill) o melódicos (Edge, Time Difference, Voice, Spiral), estos últimos podemos denominarlos riffs. Las obras basadas en temas acórdicos suelen ser más apacibles y lentas, invocando el espíritu de los standards clásicos del swing, mientras que los temas construidos melódicamente acusan un marcado parentesco con el rock (hard o progresivo), o más bien el jazz fusión de los años 70.

Los riffs de sus standards son usualmente ostinatos, mostrando raíces arraigadas en lo más rockero e innovador (esencialmente, en el eléctrico jazz fusión). Ella siempre se las arregló para transponer el género a las posibilidades acústicas del piano (relacionables más bien con el jazz clásico), y –last but not least-, darle al jazz eléctrico las amplísimas posibilidades que el instrumento posee (técnica, tímbrica y texturalmente). Hiromi contempla al jazz como panorama, como continuum de estilos, recurriendo a elementos de uno y otro desprejuiciadamente para crear el propio.

En la capacidad de crear riffs como elemento temático (motivos melódicos en el registro grave, sincopados, y en loop) su genealogía “rockera” es innegable. Varios lo han hecho antes que ella, es cierto, pero su toque es bastante particular, por su capacidad de pensar y explotar al piano acústica y “eléctricamente”, sorprendiendo en un estilo que a primera vista se presenta siempre como acústico.

Improvisación y forma

Improvisando, la japonesa prueba su extenso dominio del piano acústico: el empleo de disonancias acórdicas, polirritmias y técnicas extendidas revelan su afición por el piano jazzístico y académico. También gusta de superponer velocidades, tanto dentro de una métrica usual (improvisando en semicorcheas o fusas -explotando células rítmicas o melódicas cortas, en general de tres o cuatro notas- sobre un riff estable y regular) como a través de la polirritimia y los grupos irregulares.

Los cambios texturales dentro de la obra le permiten seccionar muy claramente el contenido, manejando unidades formales bien diferenciadas: por ejemplo, una improvisación con notas muy agudas en ostinato, luego una sección donde primen los acordes, otra donde abunden glissandos, cromatismos y modulaciones desfuncionalizadas. Gracias a estas diferenciaciones el espectador no tiene descanso, preguntándose dónde va a ir o cómo va a seguir explotando un recurso, a la vez que disfruta del momento creativo. De paso su uso del cuerpo acentúa la experiencia, ya que se toma muy en serio sus performances, aunque más no sea para agradar y entretener al público.

Un estilo maduro

Esta presentación de la pianista fue una gran satisfacción para confirmar su estilo compositivo y sus capacidades improvisatorias, justamente porque se presentó como solista. Las canciones que tocó fueron un abanico que recorrió distintos discos y períodos y presentó algunas obras nuevas más que interesantes. No hay duda de que la japonesa ha forjado una personalidad musical clara y fuerte, logrando que una escucha fugaz de una canción suya nos remita inmediatamente a la imagen de ella, súper concentrada, en acción, peinado y vestido insólitos incluidos.

Recorriendo estas obras en un concierto que duró casi una hora y media, pudimos disfrutar, por un lado, de versiones casi literales de Haze, Old Castle by the River in the middle of a forest y I Got Rhythm y por otro de obras que rozaban lo irreconocible, como el Pachelbel’s Canon y Cape Cod Chips, donde primó la improvisación. También, en ese abanico, resultó difícil pensar en una caracterización general de su obra, que a esta altura es vastísima, pero con la escucha de este repertorio las características antes mencionadas pueden pensarse como las principales de los trabajos musicales de Hiromi. Hábiles improvisaciones y obsesiones rítmicas, técnicas extendidas en acción (aunque más no sea de modo ornamental), el fluir sutil de las frases musicales… todo apunta a una carrera que está en plena maduración y a la que solo puede seguir una continua evolución en la forma de nuevas etapas estilísticas.

 

*Imagen:http://cabezademoog.blogspot.com.ar/2016/09/videos-de-los-viernes-hiromi-uehara.html