Akousmatikon: Música acusmática aquí y ahora

Escrito por Chacon Dorr, María Virginia
Fecha de publicación: 18/01/2014

“¿Qué es el oráculo de Delfos? La tetraktys, es decir la armonía en la cual se encuentran las Sirenas” Akousmata de Jámblico.

La tradición del arte es cambiar: a medida que el tiempo corre, las categorías se de-construyen, se desplazan, se re-construyen. Y mientras las estructuras se configuran, el oyente y el artista (sí, ambos) deben adquirir nuevos medios para ir en busca de los objetos sonoros, del “akousma”.[1]

En una primera instancia los compositores de música acusmática buscaban apropiarse de objetos sonoros hasta entonces propios de la cotidianidad, y modificarlos de ciertas formas para que al oyente le fuera imposible reconstruir su fuente. A esta experiencia se sumaron las posibilidades que los avances tecnológicos junto al ingenio compositivo hicieron presentes nuevas fuentes y productos sonoros desconocidos hasta ese momento. Al principio estas experiencias incidieron directamente en la erosión –ya avanzada- de las estructuras rítmicas, modales, tonales, y sus derivados (si así consideramos a las experiencias que las dinamitan o las niegan). El estallido de los hilos conductores sobre los que se desarrollaba el discurso musical -hasta ese momento- se apoyó sobre un proceso de extrañamiento del objeto sonoro, de hacer ajeno lo habitual, y con ello lograr la primacía pura del sonido. Com0 p0d3r s3gu1r ley3nd0 a p3s4r de t0d0, h4st4 p3rd3r l4 161803398874… hasta perder la referencia. En la actualidad, más de 50 años después de las primeras experiencias en música concreta, las nuevas piezas acusmáticas cuentan con anclajes y referencias en su propia historia.

Por su parte el compositor se vio compelido a crear mundo “otra vez”, a manipular nuevos agentes y realizar nuevos recortes. Sin duda el nuevo gesto artístico pasa por seleccionar y conferir una nueva identidad a un objeto sonoro antes velado por sus propias referencias semióticas. Las posibilidades técnicas con las que cuenta el compositor son centrales para llevar adelante el proceso compositivo, y las posibilidades que ofrece el circuito de salas son fundamentales en la instancia performativa de la pieza.

(argentina)

Visto a la distancia la historia de la música contemporánea argentina, y especialmente la de la música acusmática, puede tener su paralelo con el mito de Sísifo. Sólo que en el campo de las manifestaciones culturales, una vez que la piedra vuelve a rodar cuesta abajo siempre termina cayendo sobre la base creciente de anteriores experiencias.

En el plano local música acusmática se desarrolló de manera fragmentaria. Aquí la historia comienza a finales de la década del 40/principios del 50, de manera paralela a las primeras experiencias de la música concreta en Alemania y Francia. Esfuerzos individuales y colectivos hicieron que estas experiencias sean viables en Argentina. En principio podemos resaltar brevemente la actividad de Alberto Ginastera, tanto en relación a la difusión (Club de la música contemporánea, Radio Nacional), como en la actividad educativa y creativa como director y creador del Centro Latinoamericano de Altos Estudios Musicales -CLAEM- (Instituto Di Tella).

La gestión de Francisco Kröpfl fue vital para la conformación de la escena musical electroacústica en Argentina. Sus actividades impulsaron el trabajo del Ing. Fernando Von Reichenbach, Jefe del Departamento de Tecnología en el Laboratorio de Investigación y Producción Musical del Centro de investigaciones (LIPM, aún vigente en el Centro Cultural Recoleta) en el que se creaban equipamientos y prototipos aplicados a la música y a la industria cultural en general, a la vez que fomentaba y realizaba actividades centradas en el conocimiento de la música y la tecnología. Su gran contribución en el desarrollo de nuevas tecnologías adaptadas al campo musical y artístico hace que Von Reichenbach sea un nombre clave en la historia de la música electroacústica argentina.

(conDiT – akousmatikon)

conDiT  es una plataforma que fomenta la creación, ejecución, investigación y difusión en torno a la música de concierto, fue creada en el año 2011 y se desarrolla en el predio que tiene el cheLA en Parque Patricios. Uno de sus principales fundamentos prácticos corresponde a la descentralización de la oferta de salas acondicionadas para presentar obras de música contemporánea.

conDiT abrió el año 2014 con Akousmatikon, un llamado internacional para compositores sin límite de edad. Las características de la obra a presentar son:

Pieza acusmática/electroacústica para sistema octofónico (8.1) de 10 a 20 minutos de duración en carácter de estreno a la fecha de cierre de la convocatoria.

Como todas las obras comisionadas por conDiT, este llamado cuenta con fecha límite de entrega (29 de Enero) y  el premio es de 3000$AR[2]. José Rafael Subía Valdez, parte del equipo estable de compositores que organizan conDiT y uno de los jueces de Akousmatikon, comenta la intención y fundamento de esta convocatoria:

“Nuestra intención es remitirnos hacia esta reflexión sonora y solamente sonora. Veíamos como algunas corrientes actuales de música electroacústica empezaron a perder el foco, y la importancia misma del sonido pasó a ser secundaria. Esto es evidente en varios lugares donde la tecnología pasa a ser más importante que el resultado sonoro en sí.”.

Para poder llevar adelante este tipo de propuestas, el conDiT cuenta no sólo con los recursos materiales (el espacio físico con sistema de sonido octofónico) sino también con la colaboración y el trabajo de expertos en las distintas áreas necesarias para concretar conciertos de ésta índole. En esta oportunidad el jurado está integrado por el compositor inglés Jonty Harrison, el compositor británico (residente en Nueva Zelandia) Denis Smalley, y el ya mencionado compositor ecuatoriano José Rafael Subía Valdez. Ellos serán quienes, a partir de su extensa experiencia y capacidad crítica, elijan la obra acusmática que se estrenará en marzo. A continuación nos acercaremos brevemente a sus obras y aportes teóricos para conocer sus perspectivas.

El compositor Denis Smalley se especializa en música electroacústica. También se desarrolla como profesor e investigador; ha realizado originales contribuciones en relación a la percepción de la música electroacústica, entre las cuales está la noción de espectromorfología (la conformación del espectro de sonido a través del tiempo entendido como una herramienta de descripción desde la percepción aural y espacial del oyente). Este concepto es clave para reflexionar sobre el tiempo/espacio y la construcción de la percepción más que sobre la entidad de un objeto dado o su fuente. Sobre esto Smalley dice:

“El gesto en el proceso compositivo acusmático no acarrea información perceptual equivalente al conocimiento intuitivo de los gestos físicos en los gestos de la producción de sonido tradicional. Por lo tanto mientras que en la música tradicional la producción de sonido y la percepción están entrelazados, en la música electroacústica están comúnmente desconectados.”[3]

Subía Valdez comenta la importancia de la participación de Denis Smalley como uno de los jueces del Akousmatikon:

“Las reflexiones sobre el sonido de Denis Smalley son de suma importancia para entender cualquier tipo de arte basado en el sonido. Denis Smalley pertenece a una generación “puente” entre los primeros pensadores sobre el sonido como materia pura y la música electraoacústica de hoy. Smalley ha logrado mantener una línea reflexiva coherente y derivada de Pierre Schaeffer; a través de él, incluso se ha logrado esclarecer y revindicar algunas teorías Schaefferianas que han sido mal interpretadas y sobre todo mal divulgadas.”

Base Metals fue estrenada en el 2000 en el marco del 7 º Festival Internacional de Acusmática L’Espace du son (Bruselas, Bélgica). Smalley explica el título de la obra:

“Se refiere a los sonidos metálicos que proporcionaron el material central de la pieza, y también evoca el proceso creativo de la transmutación de estas fuentes crudas a un plano musical y expresivo más alto. Todas las fuentes de metales se derivan de esculturas de sonido creados por el artista Derek Shiel a partir de objetos metálicos recogidos durante un período de tiempo. De la amplia gama de objetos que he seleccionado aquellos con propiedades resonantes internas que me puedan proporcionar una gran variedad de familias espectrales. Algunos poseían propiedades interválicas y tonales, otros eran no eran armónicos o eran ruidosos, y algunos sonaban más artificiales que metálicos.”[4]

Jonty Harrison se define como compositor “primariamente de música multi-canal acusmática electroacústica, con un particular interés en el uso de sonidos del mundo real.”. A parte de componer, Harrison es director de música contemporánea, investigador y profesor. Ha sido jurado en concursos internacionales en Francia, Hungaria, Bélgica, e incluso para la Fundación Destellos (Argentina)[5]. Luciano Azzigotti responde al criterio de elección de Jonty Harrison como uno de los jueces:

“La estética de Harrison se basa en una postura netamente posestructuralista, que le confiere especial importancia a la revitalización del gesto acusmático más allá de la fuente que lo produce. Sus obras tienen una fuerte integración entre componer con la fuente y su umbral de referencialidad.”

Hot Air es una pieza estrenada en 1995 que se encuentra en el CD Articles indéfinis[6]. El compositor así explica sus intenciones:

“Una de las principales fuentes sonoras para este trabajo –globos de cumpleaños- dio lugar a una línea de pensamiento que, luego de vincular globos “de juguete” con globos “de aire caliente”, terminó atrayendo numerosos conceptos de aire (respiración, manifestación, fenómeno natural) y calor (energía, acción, peligro). A medida que avanzaba el trabajo sobre el material, otras nociones de aire se hicieron importantes: el movimiento a través del espacio, una cierta cualidad efímera, y el aire como el medio principal para la transmisión de sonido en sí mismo. La manera en que esto ocurre (cada molécula de aire vibrando sobre su posición actual y pasando su energía a su vecino en patrones alternos de compresión y rarefacción) se convirtió en un modelo para la estructura de la pieza en sí – una libre asociación de sonidos y referencias, cada ligándose e influenciando a su vecino. Poco a poco, los aspectos referenciales, miméticos y ambientales de la pieza reveló otra imagen más preocupante: la del globo inflado como una metáfora de la fragilidad de ese mismo medio ambiente, de la Tierra misma – puedan ser manipulados, pero no infinitamente.”[7]

 

José Rafael Subía Valdez forma parte de la organización del conDiT. Se formó como compositor en la Universidad de Quilmes (Argentina), y ha desarrollado tareas de compositor, investigador y docente. Subía Valdez considera que “El arte, como toda disciplina, evoluciona en el tiempo. Se nutre de otras artes y de teorías modernas de otras ciencias, sean estas sociales o exactas. Está en nuestras manos, como artistas de estos tiempos, buscar de dónde nutrir nuestras ideas.”[8]

La obra presente en este escrito es Hœrt fue ejecutada el 23/06/2012 en cheLA. La pieza se articula sobre técnicas extendidas para violoncello junto a al empleo de un programa en Pure Data que genera el procesamiento del sonido en tiempo real, dando como resultado una mixtura particular entre procedimientos electroacústicos y gestos físicos del interpretante.

Akousmatikon vuelve a presentarnos una serie de preguntas que en la reflexión cotidiana sobre la música parecen veladas: ¿Cómo se actualiza la música acusmática luego de 50 años de historia? ¿A qué oyentes se dirigen los compositores, si es que tienen alguno en mente? Y por último ¿Cuál es la recepción del público que cada vez más pasa de ser cómplice a complaciente? Será interesante tener en mente estas preguntas a la hora de asistir al estreno de la obra todavía no seleccionada del Akousmatikon, en el mes de Marzo.

Referencias

[1] Éste término se traduce del griego como aquello que se oye: palabra, música; relato, noticia, ruido; también tiene su acepción en el campo de la filosofía como la enseñanza o precepto que debe ser escuchado. //  Vox: Diccionario manual griego-español. Author, José Manuel Pabón Suárez de Urbina. 2da edición, Biblograf, 1967

[2] Ver bases y condiciones en http://condit.org.ar/akousmatikon

[3] DENIS SMALLEY, Spectromorphology: explaining sound-shapes, Department of Music, City University, Northampton Square, London, p. 108

[4] http://www.electrocd.com/en/cat/imed_0054/pistes/ - Traducción propia.

[5] Ver más de su biografía en http://www.birmingham.ac.uk/staff/profiles/music/harrison-jonty.aspx

[6] http://www.electrocd.com/en/cat/imed_9627/pistes/

[7] Ídem. Traducción propia.

[8] JOSÉ RAFAEL SUBIA VALDEZ, http://foroelsilencio.com/f/%E2%80%9Cla-poetica-abstracta%E2%80%9D/.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *